La empresa gallega Inasus construirá la nueva fachada de Heathrow
04-08-2010
Inasus, una compañía pontevedresa especializada en la instalación de fachadas ligeras, se ha adjudicado las obras para el cerramiento de la nueva Terminal T2A del aeropuerto de Heathrow, en Londres.
El contrato ha sido concedido a través de la UTE entre la española Ferrovial Agromán y la británica Laing O'Rourke. Cuenta con un presupuesto de 20 millones de euros y un plazo de ejecución de un año.
El proyecto consiste en un muro cortina de 22 metros de altura que incorpora sistemas de resistencia específicos, en concordancia con las exigencias de las autoridades aeroportuarias británicas. Entre ellas, la capacidad de soportar la explosión de un coche bomba con 100 kilos de dinamita.
El complicado proceso burocrático ha llevado a la empresa gallega a crear una subsidiaria en el Reino Unido, con una oficina permanente en Londres que permitirá además reforzar su visión internacional.
Diseñada por el gabinete del prestigioso arquitecto Norman Foster, la terminal T2A forma parte del plan de transformación de Heathrow para 2020. El nuevo edificio reemplazará a la vieja T2 y al Queens Building, de los años cincuenta. Tendrá una capacidad de 20 millones de pasajeros anuales y un ahorro del 40% en emisiones de CO2.

Fuente: Cinco Días
Inasus refuerza su política de estabilidad laboral
28-10-2011
Las fachadas de una terminal de Heathrow , entre sus obras principales.
Hoteles, museos, aeropuertos, (…). La cartera de inervenciones de la compañía Inasus la convierte, ya desde hace años, en una empresa de referencia en el ámbito de la ingeniería y la construcción. En su currículum figuran actuaciones específicas sobre diseño, proyección, realización y ejecución de obra de fachadas estructurales y especiales de diversa envergadura, pero quizás una de las que más compromiso le exige, por sus dimensiones, es el proyecto de construcción de las fachadas de una nueva terminal aeroportuaria de Heathrow, en Londres. A punto está de terminar las obras de ampliación en el aeropuerto de Lavacolla. Sin embargo, la constructora, con sede en Lalín, avanza peldaños y desde hace un tiempo ha puesto en marcha diferentes políticas de acción social referidas a la conciliación de la vida laboral y familiar, a la estabilidad laboral y a la protección del medio ambiente, es decir, aquellas acciones que responde a Responsabilidad Social Corporativa.
Las políticas llevadas a cabo por Inasus en este campo en los últimos años han cristalizado en que la firma cuente, en estos momentos, con una plantilla de 115 persona de las cuales, cerca del 30% ( 32 trabajadores) tienen más de 45 años. Por otro lado, el 38% de la plantilla ( 44 trabajadores) ya ha cumplido en la compañía más de 10 años.
La distribución de hombres y mujeres se sitúa en un 83% de varones y un 17% de féminas, lo cual la sitúa en su sector, por encima de la media en cuanto a porcentaje de mujeres en la plantilla. La firma tiene entre su grupo de trabajo a varios trabajadores con diferentes discapacidades.
 
EQUIPO HUMANO
Todos estos datos partes de un interés por parte de la constructora gallega de contar con un equipo humano perfectamente integrado en el proyecto empresarial en el que participan, de acuerdo con la información difundida por la empresa.
De esta forma, la firma busca, se constata, siempre atender a las necesidades de los trabajadores y de todos aquellos aspectos que pueden ayudar a mejorar la situación de los mismos dentro de la empresa.
En este sentido, se realizan periódicamente informes de clima laborales con la intención de ir mejorando las condiciones de los empleados, al tiempo que se implementan algunas mejoras productivas atendiendo al resultado de las encuestas que se realizan entre la fuerza productiva de la compañía.
En cuanto al plano formativo, la compañía tiene en marcha cursos de inglés adaptados a las necesidades de cada puesto de trabajo. La intención de la empresa es ir aumentando la oferta formativa.
Dentro del campo de la protección del medio ambiente, la firma trabaja en el desarrollo de un nuevo modelo de fachadas que mejore sus propiedades térmicas, reduciendo la transmisión de calor por conducción y por convección. En la concepción de este nuevo sistema se utilizarán las nuevas tecnologías de los materiales aplicados en juntas, roturas térmicas y barreras convectivas, que tendrán características especiales de dureza, resistencia, elasticidad y conductividad y que además serán seleccionadas atendiendo a un criterio de calidad de la construcción, vida útil y ambiental.
 
REDUCIR EL CONSUMO
El objetivo de este proyecto es minimizar el consumo energético de la construcción de forma que se investigarán las distintas zonas de instalación, posibles equipamientos y distintas variables que determinen la rentabilidad económica o el impacto ambiental.
Además de esta fachada ecológica, desde Inasus se cuida mucho el control medio ambiental en la adquisición de materiales. Desde hace años, la política de la compañía viene marcada por la compra con el menor coste ecológico posible, tanto en la realización de los mismos como en el transporte utilizado para su traslado. Además de todo esto, Inasus posee desde hace tres años un sistema de gestión ambiental certificado.

Fuente: La Voz de Galicia