Una empresa de la familia Cuiņa construye la nueva terminal de Heathrow
18-09-2011
Inasus, compañía que dirige Eladio Cuiña, logra una contrato de 20 millones de euros concedido por la UTE de Ferrovial Agroman y Laing O´Rourke, adjudicatarias del proyecto.
 
L. PIÑERO - VIGO
La empresa Inasus, perteneciente al grupo empresarial Aurela, controlado por la familia lalinense Cuiña, será la responsable de la construcción de la fachada de la nueva terminal internacional del aeropuerto londinense de Heathrow. El contrato para la realización de esa obra ha sido concedido a esta firma por la UTE constituida por Ferrovial Agroman y Laing O´Rourke. La actuación de la de la firma que dirige Eladio Cuiña tiene un presupuesto de 20 millones de euros y un periodo de ejecución de un año.
Inasus es una empresa especializada en el diseño, proyección, realización y ejecución en obra de fachadas estructurales y especiales, sector en el que tiene una experiencia de 40 años.
El nuevo edificio, en el que Inasus se encargará de construir las fachadas, reemplazará a la vieja Terminal 2 y al edificio Queens Building, construidos en los años 50, tendrá una capacidad de 20 millones de pasajeros anuales y contará con un innovador diseño que permitirá reducir en un 40% las emisiones de CO2. 
Heathrow, que en 2008 inauguró la nueva Terminal 5, se convertirá de esta manera en uno de los aeropuertos más modernos y sostenibles de Europa.
El proyecto de la T2A incluye el diseño y la construcción del nuevo edificio, las plataformas para estacionamiento de aeronaves, la conexión con el edificio satélite T2B, la carretera de acceso, una nueva estación de producción de frío y todos los servicios afectados.
 
Reforma de aeropuerto
 
La nueva Terminal T2A forma parte del plan global de desarrollo y transformación del aeropuerto de Heathrow para el año 2020. El programa de inversiones del aeropuerto londinense permitirá que 70% de los viajeros utilicen terminales nuevas en 2013, mientras que el 30% restante pasarán por la T1, T3 y T4, que están siendo reformadas por completo.
Una de las características principales de la nueva infraestructura, en la que Inasus se encargará de la construcción de las fachadas, es que cumple los más exigentes criterios de sostenibilidad, por lo que se convierte en la primera terminal de nueva generación verde de Europa. Para conseguir este objetivo, el diseño se ha cimentado en cuatro pilares: sostenibilidad (mediante la reducción de la huella de carbono de un 40% respecto de la terminal que sustituye); versatilidad; funcionalidad y minimización en las operaciones aeroportuarias durante la fase de construcción.
Con el objetivo de reducir las emisiones, entre otras instalaciones, se ha concebido un centro de energía eficiente, en las inmediaciones del Terminal, abastecido por energía renovable. Este centro regula la climatización del edificio, lo que permite obtener unas prestaciones óptimas, tanto en confort como en eficiencia energética.
El sistema que Inasus empleará en Hearthrow tiene una alta complejidad. La obra consiste en la construcción de la envolvente principal del edificio, que será un muro cortina de 22 metros de altura que se sostendrá descolgado desde la cubierta, transmitiendo el empuje del viento hacia los pilares separados por una distancia de 18 metros entre ellos.
El sistema diseñado tendrá que soportar además movimientos verticales de la estructura –de hasta 38 milímetros– y equilibrar problemas torsinonales, sin contar para ello con uniones fijas a las estructuras del edificio. La fachada contará también con elementos exteriores de sombreamiento a base de parasoles extrusionados de 1,2 metros y pantallas para evitar el reflejo de los radares de la torre de control.

Fuente: Faro de Vigo
Inasus blinda Heathrow de las bombas
04-08-2010
L. PIÑERO - VIGO 
La firma gallega Inasus, que pertenece al grupo empresarial Aurela controlado por la familia Cuiña, construirá, como ayer adelantó FARO, la fachada de la nueva terminal 2TA del aeropuerto londinense de Heathrow y que entre otras características será capaz de soportar las consecuencias de la explosión de una bomba. La fachada que levantará Inasus será capaz de aguantar la explosión de un coche bomba cargado con 100 kilos de dinamita en su interior, así como atentados con mochilas bomba en su interior.
Inasus fue contratada para esta obra por la UTE formada por Ferrovial Agroman y Laing O´Rourke, que serán las encargadas de construir la nueva terminal bajo los diseños de los arquitectos Foster & Partners y Luis Vidal Asociados. El plazo de ejecución de la obra será de tan sólo un año.
La empresa señala que entre las complicaciones de encarar un proyecto de estas dimensiones se encuentra la dureza de las especificaciones solicitadas por la propiedad British Airport Authorities, la amplia documentación necesaria para registrar cada uno de los pasos del proyecto, el trato con convenios colectivos del Reino Unido, las especificaciones sobre seguridad y salud, los temas relacionados con los seguros o los aspectos relacionados con los cambios de moneda. 
Muchas de estas especificaciones han obligado a Inasus S.L. a crear una compañía subsidiaria en el Reino Unido: Inasus UK Ltd. Con esta nueva firma, además de intermediar en las distintas operaciones económicas de este proyecto, también se establecerá una oficina permanente en Londres que permita reforzar los contactos con estudios y constructoras internacionales.
El nuevo edificio reemplazará a la vieja Terminal 2 y al edificio Queens Building, construidos en los años 50, y tendrá una capacidad de 20 millones de pasajeros anuales y contará con un innovador diseño que permitirá reducir en un 40% las emisiones de CO2. Heathrow, que en 2008 inauguró la nueva Terminal 5, se convertirá de esta manera en uno de los aeropuertos más modernos y sostenibles de Europa.
El proyecto de la T2A incluye el diseño y la construcción del nuevo edificio, las plataformas para estacionamiento de aeronaves, la conexión con el edificio satélite T2B, la carretera de acceso, una nueva estación de producción de frío y todos los servicios afectados.
La nueva Terminal T2A forma parte del plan global de desarrollo y transformación del aeropuerto de Heathrow para el año 2020. El programa de inversiones en Heathrow permitirá que 70% de los viajeros utilicen terminales nuevas en 2013, mientras que el 30% restante pasarán por la T1, T3 y T4, que están siendo reformadas por completo.
Una de las características principales de la nueva infraestructura es que cumple, según la empresa gallega, "los más exigentes criterios de sostenibilidad", por lo que se convierte "en la primera terminal de nueva generación verde de Europa". 
Para conseguir este objetivo, el diseño se ha cimentado en cuatro pilares: sostenibilidad (mediante la reducción de la huella de carbono de un 40% respecto de la terminal que sustituye); versatilidad; funcionalidad y minimización en las operaciones aeroportuarias durante la fase de construcción. 
Con el objetivo de reducir las emisiones, entre otras instalaciones, se ha concebido un centro de energía eficiente, en las inmediaciones del terminal, abastecido por energía renovable. Este centro regula la climatización del edificio, lo que permite obtener unas prestaciones óptimas, tanto en confort como en eficiencia energética.

Fuente: Faro de Vigo