Inasus y el CTAG crean un nuevo tipo de fachada que aprovecha la energía solar
21-06-2010
J. CARNEIRO - VIGO Inasus, una empresa de Lalín especializada en el diseño y ejecución de fachadas para edificios, desarrolla con el Centro Tecnológico de la Automoción de Galicia (CTAG) un nuevo modelo de fachada "ecológica" que aprovecha la energía del sol y minimiza el consumo interno del edificio. EL proyecto se puso en marcha en septiembre año pasado y está cofinanciado por la Consellería de Industria a través de su programa INCITE.
Como elementos novedosos está previsto que este nuevo sistema de fachadas cuente con importantes medidas de control solar (aislamiento térmico de las construcciones), así como de captación de energía, principalmente a través de sistemas solares térmicos y fotovoltaicos que permitan obtener nuevas soluciones mediante el uso de tecnologías avanzadas.
Estos elementos se estudiarán con el objetivo de minimizar el consumo energético de la construción de forma que se investigarán las distintas zonas de instalación, posibles equipamientos y distintas variables que determinen la rentabilidad económica, así como el impacto ambiental incluyendo en el estudio de la energía embebida (total necesaria para su producción) de los distintos materiales.
Otra de las funciones de los elementos de control solar es la de controlar la iluminación del espacio interior, desde un punto de vista del confort que obtendrán los usuarios del edificio, por lo que los elementos de control solar tendrán un papel muy importante. Para asegurar tanto la calidad de la construcción como la maximización de su vida útil, el sistema debe ser ensayado sobre un prototipo donde entren en juego los materiales definitivos del sistema.
Estos ensayos están siendo realizados en el CTAG y su objetivo es alcanzar la homologación que valide la clasificación del sistema respecto de las normativas europeas correspondientes y la durabilidad de sus componentes mediante ensayos climáticos.
Con el objeto de mejorar la flexibilidad de las fachadas se diseñará un sistema mixto que, basándose en los conceptos anteriormente descritos, hará posible el intercambio de sistemas sin la necesidad de modificar los parámetros del sistema base. De esta manera será posible la obtención de dos tipos de fachada distintos pero en los que los perfiles básicos, así como gran parte de los accesorios sean comunes y permitan alcanzar un sistema fuerte, flexible y ambientalmente sostenible.
El objetivo de este proyecto de I+D+i es lograr una fachada "ecológica" compatible con la máxima calificación de los denominados edificios LEED. Los sistemas de clasificación LEED (Leadership in Energy and Environmental Design), desarrollados por el USGBC (U.S. Green Building Council) y gestionados en España a través del CCVE (Consejo de Construcción Verde de España, www.spaingbc.org), establecen estándares de construcción de edificación sostenible. LEED puntúa a los edificios en base a su sostenibilidad con criterios como la eficiencia energética, el aprovechamiento de agua, los materiales usados, el entorno, etc.
Entre los proyectos llevados a cabo por Inasus en los últimos tiempos están la Terminal T4S del aeropuerto de Barajas, la ciudad financiera del Banco de Santander en Boadilla del Monte, la torre para Caja Madrid y la ciudad de la Cultura en Santiago.

Fuente: Faro de Vigo
Inasus refuerza su política de estabilidad laboral
28-10-2011
Las fachadas de una terminal de Heathrow , entre sus obras principales.
Hoteles, museos, aeropuertos, (…). La cartera de inervenciones de la compañía Inasus la convierte, ya desde hace años, en una empresa de referencia en el ámbito de la ingeniería y la construcción. En su currículum figuran actuaciones específicas sobre diseño, proyección, realización y ejecución de obra de fachadas estructurales y especiales de diversa envergadura, pero quizás una de las que más compromiso le exige, por sus dimensiones, es el proyecto de construcción de las fachadas de una nueva terminal aeroportuaria de Heathrow, en Londres. A punto está de terminar las obras de ampliación en el aeropuerto de Lavacolla. Sin embargo, la constructora, con sede en Lalín, avanza peldaños y desde hace un tiempo ha puesto en marcha diferentes políticas de acción social referidas a la conciliación de la vida laboral y familiar, a la estabilidad laboral y a la protección del medio ambiente, es decir, aquellas acciones que responde a Responsabilidad Social Corporativa.
Las políticas llevadas a cabo por Inasus en este campo en los últimos años han cristalizado en que la firma cuente, en estos momentos, con una plantilla de 115 persona de las cuales, cerca del 30% ( 32 trabajadores) tienen más de 45 años. Por otro lado, el 38% de la plantilla ( 44 trabajadores) ya ha cumplido en la compañía más de 10 años.
La distribución de hombres y mujeres se sitúa en un 83% de varones y un 17% de féminas, lo cual la sitúa en su sector, por encima de la media en cuanto a porcentaje de mujeres en la plantilla. La firma tiene entre su grupo de trabajo a varios trabajadores con diferentes discapacidades.
 
EQUIPO HUMANO
Todos estos datos partes de un interés por parte de la constructora gallega de contar con un equipo humano perfectamente integrado en el proyecto empresarial en el que participan, de acuerdo con la información difundida por la empresa.
De esta forma, la firma busca, se constata, siempre atender a las necesidades de los trabajadores y de todos aquellos aspectos que pueden ayudar a mejorar la situación de los mismos dentro de la empresa.
En este sentido, se realizan periódicamente informes de clima laborales con la intención de ir mejorando las condiciones de los empleados, al tiempo que se implementan algunas mejoras productivas atendiendo al resultado de las encuestas que se realizan entre la fuerza productiva de la compañía.
En cuanto al plano formativo, la compañía tiene en marcha cursos de inglés adaptados a las necesidades de cada puesto de trabajo. La intención de la empresa es ir aumentando la oferta formativa.
Dentro del campo de la protección del medio ambiente, la firma trabaja en el desarrollo de un nuevo modelo de fachadas que mejore sus propiedades térmicas, reduciendo la transmisión de calor por conducción y por convección. En la concepción de este nuevo sistema se utilizarán las nuevas tecnologías de los materiales aplicados en juntas, roturas térmicas y barreras convectivas, que tendrán características especiales de dureza, resistencia, elasticidad y conductividad y que además serán seleccionadas atendiendo a un criterio de calidad de la construcción, vida útil y ambiental.
 
REDUCIR EL CONSUMO
El objetivo de este proyecto es minimizar el consumo energético de la construcción de forma que se investigarán las distintas zonas de instalación, posibles equipamientos y distintas variables que determinen la rentabilidad económica o el impacto ambiental.
Además de esta fachada ecológica, desde Inasus se cuida mucho el control medio ambiental en la adquisición de materiales. Desde hace años, la política de la compañía viene marcada por la compra con el menor coste ecológico posible, tanto en la realización de los mismos como en el transporte utilizado para su traslado. Además de todo esto, Inasus posee desde hace tres años un sistema de gestión ambiental certificado.

Fuente: La Voz de Galicia